Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Todas las mazmorras que regalan monturas voladoras en Cataclysmo.

Imagen
Me he enterado hoy,  gracias a un personaje llamado "E....o"  , (oculto el nick por si quiere privacidad), que mientras mi personaje se empeña en  conseguir los logros de vencer a todos los boss de todas las mazmorras de wow él lucha por conseguir las monturas voladoras.  Me ha parecido más interesante sus logros que los míos. World of Warcraft - Battle.net eu.battle.net/ wow /es/ Riendas del draco de piedra vítreo Nivel de objeto 70 Se liga al recogerlo Único Montura (Ligado a la cuenta) Uso: Te enseña a invocar esta montura. Es una montura voladora. Necesitas ser de nivel 70 Requiere Artesano jinete Botín de: Pielpétrea Chance de despojo: 0.80% http://es.wowhead.com/zone=5088/el-nucleo-petreo https://www.youtube.com/watch?v=OuAKRuEb20Y

Café a las cinco. Maribel Cerezuela

Imagen
En el café de cinco a siete, tertulia a la que asistimos con asiduidad unos cuantos amigos, preguntaba Juan Reverte, si nos sería fácil nombrar a uno o dos profesores de los que tuviéramos un especial recuerdo. “Los recuerdos se confunden con la realidad y la mayor parte de las veces son inventados “, -sentenció Oscar García-, aunque puedo citar sin reparo a Don Carlos. No he tenido otro profesor que explicara mejor la matemáticas. Las clases las convertía en un juego, donde desarrollábamos, muchos ejemplos, fáciles de comprender… Así aprendí, para siempre, las fracciones de quebrados... Noelia Díaz nos daba una envidia tremenda cuando nos hablaba de Fernando Rebollo, su profesor de Ciencias, al que admira aún, porque supo sacar de sí misma “las mejores palabras”, mientras explicaba la circulación de la sangre o cantaba, guitarra en mano, aquello de “un elefante se paseaba...”, para acabar con la lección de la evolución de la especie humana, como en el mejor de los cuentos de aventuras

También esto pasará. Milena Busquets

Imagen
Me gusta leer. Cuando era más joven, me gustara o no un libro,  me obligaba a terminarlo por respeto al autor. Era una grosería, desde mi punto de vista, despreciarlo y dejarlo a partir de la página treinta y tres. El motivo de este disgusto era el argumento, no se ha dado el caso que sea porque esté mal escrito. Doy por sabido que todo autor que se lanza a la publicación de su obra es porque escribe bien, cotejado por opiniones de amigos y familiares, y cuando hay más suerte, porque ha sido selecionado como ganador de un concurso, o finalista del mismo, o una editorial ha apostado por él/ella, embarcándose en ese trabajo que es publicar y lograr que llegue a cuanto más público mejor.  Suelo leer varios libros al mes. Mínimo tres. Ocurre que pasan los meses y compruebas que tienes sorpresas. Surgen conversaciones, pasas por un escaparate, hablas de ese libro, y con los años voy comprendiendo que los buenos libros, los geniales, esos siempre destacan. Te queda un poso azucarado con sabo

Luis Buñuel. Mi último suspiro y lo que hay en la red por Benito Garrido

Imagen
bla, bla, bla,... total, que llevo aquí escribiendo un rato de lo bien que se lo pasa uno en Almería, de  su Universidad, y su personal docente y, resumiendo, que he leído el libro, por fin dirán algunos y con toda la razón, de Luis Buñuel, "Mi último suspiro", primera edición de 1982, reeditado por DEBOLSILLO 2012, que me ha recordado que hay "Personalidades" que mi humilde persona reconoce y admira como ídolos, dioses o genios, también tienen dudas, pueden haber nacido en un pueblo, tener miedos y ser tremendamente humanos.  Bibliografía de Wikipedia Sus primeros años [ editar ] Luis Buñuel nació en Calanda el 22 de febrero de 1900. Su padre, Leonardo Buñuel González , originario del mismo pueblo, donde tenía un negocio de ferretería y armas, había conseguido una pequeña fortuna en Cuba y en 1898, al estallar la guerra hispano-estadounidense , liquidó sus negocios y volvió a su pueblo natal, donde se casó el 10 de abril de 1899 con María Portolés Cerezuela, d