Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Quijote

Besando a la luna. RICARDO ARRATIA JOGLAR.

Fue cuando la luna se descolgó por la noche cuando lo vi; encendí la luz y lo vi, era un corazón partido, dividido en dos para siempre. ¿Por qué arrancas corazón? ¿A qué le tienes miedo? Es el gran misterio de la vida: la diversidad y la unidad. Le reproché al corazón fugitivo de sus miedos y misterios. En realidad, la cobardía no es un misterio, pensé. La cobardía es cobardía y huye de lo que piensa que le daña. ¿Por cuántas vidas uno debe transitar para dejar de huir de su sino, de lo que le corresponde aprender? Vi a Ricardo enfrascado en la búsqueda de su yo más íntimo, en la búsqueda de sus anhelos y amores. Lo vi meditando por horas, como le vi besando y haciendo el amor, fueron antinomias impensadas. ¿Podría saber él que el destino le busca un camino, una senda desconocida, hija del azar y nunca él comprenderá, o tal vez ya lo sabe, que la vida es conducida por algo superior?   Pensarás que

Besando a la luna. RICARDO ARRATIA JOGLAR.

Fue cuando la luna se descolgó por la noche cuando lo vi; encendí la luz y lo vi, era un corazón partido, dividido en dos para siempre. ¿Por qué arrancas corazón? ¿A qué le tienes miedo? Es el gran misterio de la vida: la diversidad y la unidad. Le reproché al corazón fugitivo de sus miedos y misterios. En realidad, la cobardía no es un misterio, pensé. La cobardía es cobardía y huye de lo que piensa que le daña. ¿Por cuántas vidas uno debe transitar para dejar de huir de su sino, de lo que le corresponde aprender? Vi a Ricardo enfrascado en la búsqueda de su yo más íntimo, en la búsqueda de sus anhelos y amores. Lo vi meditando por horas, como le vi besando y haciendo el amor, fueron antinomias impensadas. ¿Podría saber él que el destino le busca un camino, una senda desconocida, hija del azar y nunca él comprenderá, o tal vez ya lo sabe, que la vida es conducida por algo superior?   Pensarás que