Mostrando entradas con la etiqueta inspiración. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta inspiración. Mostrar todas las entradas

viernes, 14 de junio de 2013

No me llega la inspiración. Andrés Rubia

No me llega la inspiración.
Tu adiós revira mezclado con tu perfume...
                                                                .... cerca de la puerta
Aquel poema que fuiste.

Se retuerce el aire exiguo que dejas para mi resurreción.
Un solo pulmón para respirar.

Tanto y tanto duele ahora puede,
... quizá,
             ..... que más tarde sangre.

Revira el aire sobre su propio giro atmosférico, caótico, flotante.

La vida es un "ya no te quiero"
Lento fue el veneno de la hiedra que no matará en un instante.

Marzo:
Lanza romana...
       Postcrucifixión.

Aquel poema que fuiste todavía,
                                       pues todavía,
                                       porque todavía gravitan graves de gravedad las
comas,
sinalefas,
puntos,
            hiatos y demás signos de interrogación sin los puntos suspensivos.

Punto final en una alcoba de cajones vacíos.

Los ojos empapados con sujeto sin predicado aquella tarde de abril:
Aquel poema que fuiste.
En el suelo del dormitorio duelen las escenas.
Rotos como espejos las porciones de aquellos fracturados versos:

Palabras:
Sonrisas, azucenas, caricias, felicidad.
Promesas, catorces, tú, febreros, eternidad.

He hallado en el trastero lo poco que dejas.
Y mientras con aquella escoba retiro los restos de aquel poema que fuiste.
Aprendo que debo aprender, a sufrir, a crecer, a vivir.

Escucho unos versos de Sabinna gimiendo con alaridos mi falta de inspiración.
Los tres versos siguientes son del poeta por aquel poema que fuiste:
¿Quién me ha robado el mes de abril?
Este loco se va con otra loca.
                                        Estos ojos no lloran más por ti.




Andrés Rubia (mayo 2007)

domingo, 6 de enero de 2013

El cuadro y el camino. Maribel Cerezuela

Haciendo tareas, cada año me hago el propósito de guardar sólo libros o, como mucho, aquellas impresiones que me sean de utilidad, al menos cada tres meses, me he encontrado con un libro de la Asociación Cultural Almeriarte, en formato libro a todo color, que lleva por título: "AlmeriArte. Autores de nivel",  año 2002, donde se recoge un índice de autores que exponían sus obras por toda Europa unidos por un propósito común: La divulgación de sus creaciones.

En cierto modo, sin analizarlo muy detalladamente,  le voy a dar un punto de razón al artículo que viene hoy, día 6 de enero de 2013,  en el periódico  El país, sobre los usuarios de facebook y twitter, pág. 32-33, de Jhon Carlin, donde no quedamos muy bien los que manejamos dichos programas de comunicación, resaltando el autor, sin ningún pudor, que somos narcisistas y exhibicionistas.  Voy a tomarme la licencia de extender, su punto de vista,  a todo lo editado, impreso on line, o que ha dejado su impronta de alguna manera en la vida de cada autor. Total, ya puestos, no encuentro ninguna diferencia entre hablar por twitter, dejar mis fotos en facebook, escribir en mi blog todo lo que se me ocurra, subir fotografías en Picassa o flickr, tener álbum de fotos o comprar libros de autores que me gustan.  Digo yo que tan narcisista seré si utilizo un medio u otro.
Así pensando, voy a transcribir un poema que se publicó en el libro del que estoy hablando, porque ha pasado el tiempo y mi "exhibicionismo" se ve que está intacto porque me gusta.


El cuadro y el camino
Yo pinté los surcos de tu memoria,
en este cuadro que el cielo desafía,
trazándome caminos que el paso guía,
entre lápices que tejo cada día.
En otros tiempos fueron pinceladas,
firmes trazos, segura la mirada,
mar y tierra que de madrugada,
mecía entre abrazos a las hadas.
Yo tracé con fuerza encadenada,
los sueños a esta alambrada,
como cincel en piedra tallada,
que luchó hasta ser liberada.
Ahora son sueños que grito al alba,
buscando el momento más cálido,
donde pintar el amor cuán camino
de la vida que nace en el cuadro.
Maribel Cerezuela 2002

Lo dicho, analizado y leído, siento que no pasa el tiempo.  Apruebo su conservación. No reciclo, porque repasadas las imágenes de los bellísimos cuadros que cada autor cedió para la confección del libro agenda de viaje itinerante por toda Europa, le he buscado un lugar en la estantería de las obras que guardo con más ilusión, tal vez, insisto, muy próxima al autor del artículo, con un aire de exhibicionismo y narcisismo que no me ruboriza.
Relación de autores que formaban parte del libro:
Angus, Carmen Delgado, Cenarro, Cora, Estela Boal, Eva, Fortes, Gerardo Rodríguez, Ibáñez, José García, Jover, J. Sanz, Manuela V. M. , María de la Cruz, M. González Maldonado, Mónica Gómez, Oliveras, P. Baos, Pellisa, Pilar R., R. Roblas, Solera, Toresano, Triviño, Usaciovaite, Valentín, V. Llorca, y un poema final de Josefina Niebla bellísimo.
Inspiración
La mente recorre en un dulce sueño
el color escarpado del paisaje
resumen simétrico del coraje
como una metáfora del diseño.
Los universos convocan su empeño
el dolorido pincel del mensaje
evoca con su quimérico viaje
eternos amaneceres sin dueño.
Ojos anochecidos se congregan
designan densos fuegos de fantasmas
que los dibujos del aire disgregan.
Son destellos de turbadoras miasmas
altivos trazos que ofreces y entregas
a la selva de imágenes que plasmas.
Josefina Niebla.(2002)